Beneficios de realizar 5 comidas al día

1. Mantiene constante la glucemia. Si realizas varias comidas con un espacio de 3 a 4 horas de diferencia ayuda a mantener estable tu glucosa en sangre y dar al cuerpo energía suficiente. En cada una de las comidas tienes que tomar hidratos de carbono, pues son las principales fuentes de azúcares.

2. Evita que comas de más. Llegar con hambre a las comidas principales puede suponer un riesgo de comer más. Cuando tenemos mucha hambre comemos rápido y nos fijamos poco en lo que estamos comiendo. Si por el contrario has comido un poco antes, tomarás decisiones más prudentes en cuanto a cantidad y calidad de tus alimentos. 

3. Mejora la calidad de lo que comes. Conocer tus horarios de comida permite que planees mejor. Si eres consciente de que tienes que comer a media mañana y media tarde te dará tiempo de planificar lo que puedes llevar contigo a donde vayas. 

4. Evita que tu cuerpo almacene reservas. Si comes a lo largo del día en un espacio de 3 a 4 horas entre cada comida, el cuerpo siempre tendrá energía nueva disponible para poder funcionar. De esta forma “apagamos” el llamado “gen ahorrador” y se hace más eficiente el metabolismo.

5. Te aseguras de obtener los nutrientes que necesitas. Recuerda que tenemos 6 grupos de alimentos principales (lácteos, proteínas, hidratos de carbono, frutas, verduras y grasas) y comer cada uno de ellos te aporta distintos beneficios para tu salud.

A fin de poder incluir todos los grupos de alimentos es necesario hacer 5 comidas al día. La media mañana y la media tarde nos ayudan a cubrir las necesidades de frutas y lácteos, si solo se toman en el postre y en las comidas principales su consumo sería insuficiente.
La variedad siempre juega a tu favor si se trata de recibir nutrientes, vitaminas y minerales.